Según cuenta una popular leyenda de Asia, se dice que la entrada del cielo se encuentra bajo la protección de un par de perros Fu a los cuales se les denomina también leones de Buda.

En algunas imágenes aparece el mismo Buda a lomos de estos animales míticos.

Si necesitamos protección bien para nuestra casa o bien para nuestro negocio estos perros son ideales. Su apariencia es parecida a la del león. Debajo de la pata del macho hay una bola, imagen de la tierra y símbolo del hombre protegiendo al mundo en tanto que la hembra suele llevar una cría.

En algunas representaciones se puede observar a la hembra con la boca cerrada y al macho con ella abierta, lo cual ha sido tomado como símbolo de la entonación de “om”

A la hora de buscar el lugar más adecuado para colocar a los perros Fu en tu casa, puedes seguir los consejos de Feng Shui. Este arte recomienda poner uno a cada lado de la puerta principal, bien de la casa o bien del negocio. El macho lo colocamos a la izquierda y la hembra a la derecha si nuestra perspectiva de visión es desde la puerta hacia afuera. No hay que colocarlos uno en frente del otro ni en cuartos diferentes y separados. Su correcta localización es muy importante para que estos animales puedan cumplir su objetivo y dirijan las buenas energías hacia el hogar.

En el comercio se emplean para eliminar envidias y otras energías que impidan el éxito y prosperidad.  Otro uso es el de ahuyentar posibles ladrones.

También es interesante tener en cuenta los colores de la pareja de perros que nos van a ser más propicios en función de dónde se localice la puerta:

-Cuando la puerta está al norte, son mejores los colores azul o negro.

-Cuando la puerta está localizada al sur, se aconseja comprarlos en color naranja.

-Para la puerta que se localiza al este, son recomendables el color verde o marrón, mientras que si está al oeste es mejor elegir colores metálicos.

Estas criaturas han sido utilizadas para la protección frente a espíritus malignos, energías negativas y personas malvadas. Antiguamente se decía que el macho se encargaba de la protección de las personas que vivían en la casa cuando éstas no se encontraban en la misma y la hembra se ocupaba de la protección del hogar.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 Tarot Templo de Kali  Todos los derechos reservados

Buzón de quejas y sugerencias

Este espacio para que nos deis vuestras opiniones, vuestras sugerencias, así como aquello que mejoraríais con la intención de ofreceros el mejor servicio.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?