Los registros akáshicos son una memoria sensorial de todo lo que ha sucedido desde el inicio de los tiempos y de todo el conocimiento del universo, registrada en el éter.

Cualquier cosa, animal, piedra, planta que existe, haya existido o vaya a existir tiene su propio registro akáshico.

Su nombre proviene de la palabra sánscrita akasha que significa éter, sustancia.

Cada acto, pensamiento, experiencia queda archivada en el registro, fuera de las limitaciones del espacio y del tiempo, no están en ninguna parte en concreto y están en todas partes, contenidos en el éter, la sustancia principal y quinto elemento que une a los otros cuatro: tierra, agua, aire y fuego.

Esta sustancia no visible, oculta pero presente en todo y en todas las cosas revela un mundo conectado y unido donde todo somos uno y cada acción afecta al todo.

Las respuestas a nuestras inquietudes y dudas se encuentran en los registros akáshicos que proporcionan información a preguntas como porqué estoy aquí o porqué me sucede esto a mí.

Se necesita de la ayuda de un ser de luz o guía espiritual para acceder al registro y que nos filtre cualquier tipo de información pasada, presente o futura que pueda sernos útil para nuestra evolución.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2019 Tarot Templo de Kali  Todos los derechos reservados

Buzón de quejas y sugerencias

Este espacio para que nos deis vuestras opiniones, vuestras sugerencias, así como aquello que mejoraríais con la intención de ofreceros el mejor servicio.

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?